Este nuevo año aprendí:
...que los violentos tienen nombre y apellido...
...que dentro de uno hay algo más que uno...
...que no quisiera morirme sin trascender...
... que los amigos parten a veces sin despedirlos...
... que cada día que se nos regala es un regalo de Dios...
... que en este país LA VIDA NO TIENE PRECIO...
... que cada abrazo que doy me alarga la vida...

MI
























Un tiempo en que, en mi mundo egoísta solo hay lugar para mí.
Para ese mí, yo que se sintió siempre de Uds. y ahora es mío.
Ese mi que tu pronuncias y yo siennnnnto vibrar desde que estas
Ese que no permite intromisión, sugerencia, desplante, opinión, expresión alguna
Ese que a lo sumo se refleja o compara con el de la pantalla de mi computadora,
la de mi celular, la de mi espejo del baño y no admite acompañantes
Ese mío que agregando la o no quiere peso, ni compañero, ni carga y que cuando se siente presionado, invadido o mirado, se da vuelta, se aleja o se tapa según pueda.
A ese “mi”, “mío”, “yo” que antes fue “tu”, “tuyo”, “vos” le agradezco haberme priorizado y desde ahora hago culto del ombligo, del mío por supuesto.
Y si alguien osa decir algo: LO MATO.

Gabriela 11/1/2012

Ausencia

Me detuve en tu piel…
En tu esencia…
En tus labios…

Derrape entre la arena
De un fugaz evadir
Percibí el suave aroma
De tu boca reseca
Que transporta en tu ausencia
Y se hace sentir

Volví apresurado…
A tu cuerpo en penumbra…
Te aprendí entre mis manos
te palpé , pre sentí
Te estruje con mi cuerpo
Sudoroso, extrañoso
Revolcándome solo
Y te hice surgir

Atesoré entre mis dedos
Suave tacto en colores
Recordé tu perfume
Reviví, desperté

Active mi memoria
Empalague mi alma
Con colores y formas
Que se dejan sentir
atizé tu textura
te devolví a mis manos
Te rodié con mis piernas
No dejándote ir




Gabriela 9 de enero de 2012