Este nuevo año aprendí:
...que los violentos tienen nombre y apellido...
...que dentro de uno hay algo más que uno...
...que no quisiera morirme sin trascender...
... que los amigos parten a veces sin despedirlos...
... que cada día que se nos regala es un regalo de Dios...
... que en este país LA VIDA NO TIENE PRECIO...
... que cada abrazo que doy me alarga la vida...

Permitirse


Que alegre decisión
la de tu río
de no quedarse estanco
en afecto no sentido
y permitirse buscar
en la corriente
o en la costa
rumbo al mar
la inmensa felicidad que se merece
Que profunda decisión
la de tu mente
admitir a tu corazón
el aliciente
de permitirse sentir
el desaliento
de un amor cruento y no querido
y admitir
sumarse al río
en busca de una torrida corriente
que lo desplace al mar
y le genere
felicidad mayor a la que hoy siente


Gabriela, 12 de diciembre de 2009





MI HISTORIA: "el cimiento que calzo"

Apoyada en un banco de piedra
Lago San Roque de marco
En un día soleado con gorro,
“shortcitos”, zapatillas, cuatro años
con el seño fruncido
apoyando mi mano
pulserita, flequillo
¡como pasan los años!

Reflejadas las aguas
Es un monte serrano
Avizorando la vida
De antemano
Entre risas y llanto
Como anticipando

Apoyada en un banco de piedra
Nahuel Huapi mi lago, de marco
Retrotraigo mi tiempo a aquel día
Y me encuentro conmigo soñando
La mujer que ahora visto, enterita,
Y descubro en aquello
Esta vida
Que he vivido de a ratos
Y descubro en aquellos
Momentos
El cimiento que calzo



Gabriela
28/10/2009

- Un viaje, dos crónicas... -


Llego esperanzada de poder abrazarlo
y lo que habían construido juntos se había esfumado

Había pensado mucho durante su viaje
En el lugar designado

¡Era irremplazable, indestructible,
su calidad de amigo!

Pero la puerta de su corazón
Se había cerrado

Golpeo una y otra vez
No tuvo respuesta

Bajo la cabeza,
Sintió pesados los brazos y
Entrego su esperanza…
Suspiró su tristeza
Y regreso…
Con las manos vacías
Sin pensar demasiado



Gabriela


Ella llegó
a lo que creía
las puertas del cielo.

Duro viaje.

Llena de alegría
golpeó la pesada puerta
con sus jóvenes nudillos.
Silencio.
Volvió a golpear.
Nadie respondió.

Quizá era feriado y
no atendían.
Quizá no era el cielo...

Se le agotaba el tiempo

Emprendió el regreso
con los nudillos doloridos
y algo irresuelto
en el alma.

Detrás
una pequeña mirilla
se entreabrió y
alguien la vio partir.
Con tristeza.

Rodolfo


Rodolfo y yo decidimos un trabajo conjunto y una vez mas, es innegable la diferencia de percepciones : ella " de corazòn", el " de cerebro" ,ella "temperamental, de armas llevar "y el "retraído,temeroso".
Nos atrevemos a compartirlo con Uds. , lanzàndolo a rodar a la web, espacio que compartimos
.



COMO  MALENA

Entro al chat diciendo ..."  Día gris " y mi sensacion fue terrible.
Definió al atacante como "Un relámpago rapiñado" y saltó
de su  cama como ensortijado hacia  el balcón donde estaba.
Lo peor.....¡ Malena Habia orfrecido batalla !!!!
y arrinconada yacia  , " desplumada "
habíendo  recibido la peor parte.
En sus manos, asustada,  no aceptaba la curación ofrecida.
Día gris !!!!

Malena sobrevivió y hoy sigue, cantándole sus mañanas,
amenizando sus tardes y acompañando su vida y
el gris se transformo en dorado amarillo.


CONCLUSION :
Somos de un género fuerte, valeroso y sensible.
Damos la vida, no aceptamos ayuda y
cantamos hasta morir........

Octubre 01/2009

- El conocerte -

El conocerte
ha despertado en mi
un borbotón de ideas
que surgen
dictados por un orden
mágico,
que plasmados
en la hoja de papel
intentan describir
momentos, realidades y sentires
casi pensados al son de las teclas
en orden
claro, sencillo y descriptivo
como si un
mágico imaginario
se apoderara de mis manos
y mis pensamientos
indicando
que tecla apretar
y lo único que hago
es obedecer

Así surgen
como hojas de diarios vomitadas
por una rotativa
quedando impresos
para no perderse.

Así
sin pensarlos
te los envío.

Así sin corregirlos
te los transmito
Para que mi vida
Te sea conocida.

Caminaba...


Caminaba por la vida
sin prisa,
cabizbaja y pensando,
y una brisa
lo trajo:
era pequeño,
muy parco.

Con el pasar de los días,
con las caricias del amor,
se hizo “amplio”.

Camino por la vida
desde entonces
cantando,
derrochando alegrías
a mi paso.


Gaby, 2009