Este nuevo año aprendí:
...que los violentos tienen nombre y apellido...
...que dentro de uno hay algo más que uno...
...que no quisiera morirme sin trascender...
... que los amigos parten a veces sin despedirlos...
... que cada día que se nos regala es un regalo de Dios...
... que en este país LA VIDA NO TIENE PRECIO...
... que cada abrazo que doy me alarga la vida...
borrador de una carta no enviada

LA PANDILLA


Casi todos de la misma edad
en bicicleta, con pelota o fósforos
atravesaban el jardín
y revoloteaban las presas a ser atacadas
eran piratas enanos, pigmeos incendiarios, maltratadores de escarabajos
monstruos disfrazados de niños que simulaban plagas de langostas arrasando con todo
ELLOS
los chicos del barrio, los tuyos, los míos, los nuestros,
hoy casi HOMBRES CON ARITOS, BARBUDOS, DESPEINADOS, ALTOS, BAJOS
No parecían , en aquél tiempo, poder sobrevivir a sus madres
pero
ESTOICAMENTE HAN DEMOSTRADO
QUE EN LA VIDA
PERSEVERAR ES LA CONSIGNA
A ELLOS: MI ADMIRACIÓN.